GAFAS DE SOL PARA LOS NIÑOS, ¡SIN EXCUSAS!

Cada vez somos más conscientes de la importancia de protegernos de la exposición a la luz ultravioleta. Pero no sólo con cremas de protección solar de factor elevado cuando acudimos a la playa. Si no, también con una buena gafa de sol para evitar la exposición a los ojos. Y es que la exposición de la luz ultravioleta, por sus efectos nocivos puede inducir alteraciones en la visión. De hecho, en varias estructuras de los ojos, como en la retina, en el cristalino o además en la córnea. Pero, no tendamos a pensar erróneamente que los adultos somos los únicos que tenemos que protegernos de la luz ultravioleta. La realidad, es que las gafas de sol para los niños también son muy importantes para cuidar su salud visual

Por dicho motivo, desde los centros de optometría Natural Optics ubicados por toda la geografía española os informamos de por qué prevenir la exposición al ultravioleta en los niños. 

Gafas de sol para los niños ¿por qué evitar el ultravioleta?

La exposición al ultravioleta en los niños debe intentar evitarse porque son más sensibles que los adultos a su radiación. Y precisamente, porque los niños son más vulnerables puede inducir mayor daño dicha radiación nociva en su visión. ¿Pero cómo protegerlos? La respuesta es casi de forma similar a cómo los adultos protegemos nuestra visión. Para ello, las gafas de sol para los niños deben adquirirse en establecimientos de optometría. De esa manera, nos aseguraremos que cumplen con la normativa europea. Pero además sabremos que llevan incorporado el filtro ultravioleta. Incluso, los ópticos-optometristas recomiendan que las gafas para los niños sean del mayor diámetro posible. Así, se podrá proteger en mayor medida las estructuras de los ojos de los niños. 

Pero no sólo es suficiente con las gafas de sol para los niños. Especialmente en lugares de playa donde la exposición al ultravioleta es superior, se recomienda usar un gorro o visera. E incluso, también lógicamente proteger su piel de la exposición al ultravioleta con crema de protección solar. Y es que aunque no lo veamos, la exposición al sol afecta negativamente. 

¿Pero en realidad afecta tanto el sol?

En realidad, es que sí… De hecho, se han realizado pruebas con cámaras ultravioleta. Los resultados muestran claramente que existe una notable diferencia entre la piel de los niños y la de los adultos que han estado más expuestos durante su vida al sol. Por dicho motivo, recuerda proteger siempre del ultravioleta a los niños con gafas de sol. Pero, no sólo protejas su visión con gafas de sol en la playa. Si vas a la montaña de vacaciones o de excursión con los niños, también protege su visión. Precisamente, las gafas de sol para los niños en la montaña también son necesarias. Su motivo es porque con la altura se incrementa la exposición al ultravioleta. Desde los centros de optometría Natural Optics ubicados por toda la geografía española recomendamos utilizar gafas de sol para los niños en todas las situaciones. 


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *