Gafas de lectura, todo lo que debes saber sobre ellas

gafas-lectura

Gafas de lectura, todo lo que debes saber sobre ellas

Muchas personas necesitan gafas de lectura para poder sumergirse en las páginas de sus libros favoritos o para hacer otras muchas tareas que requieren de mayor precisión visual a corta distancia (40-50cm). 

Una de las tareas actuales más comunes entre los usuarios de gafas debido al confinamiento por el COVID-19 es, precisamente, la lectura. Por este motivo, desde Natural Optics Group hemos creído importante destacar el papel de este equipamiento visual y explicar cuáles son sus principales características.

¿Qué tipos de gafas de lectura existen?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las gafas de lectura llevan cristales monofocales. Esto quiere decir que tienen la misma graduación en toda la superficie de la lente y corrigen la presbicia o vista cansada en una única distancia que, en este caso, es a 40-50 cm. Diferente de las lentes progresivas que llevan corrección para diferentes distancias.

Hay que hacer hincapié en esta cuestión puesto que las gafas de lectura no sustituyen a las lentes progresivas, sino que son un complemento a este equipamiento que, en entornos cercanos, pueden resultar muy relajantes. Pero, las gafas graduadas para lectura, en ningún caso, se deben utilizar para mirar a otra distancia que no sea la cercana, puesto que estaríamos sometiendo a nuestra visión a una corrección incorrecta.

Por este motivo solemos recomendar monturas de media luna para lectura. Estas monturas están preparadas ergonómicamente para mirar por encima de las gafas  y ver a otras distancias sin incurrir en una sobrecorrección.

En el mercado podrás encontrar muchos diseños de monturas para lectura que buscan la máxima comodidad en su uso, dado que son gafas que ponemos y quitamos muy a menudo. Desde gafas de lectura plegables, pasando por las que  se sostienen con un cordón, hasta las que incorporan un imán. 

Si te gusta leer en el exterior, ya sea en la playa, en el jardín o en el parque, también se puede añadir un filtro solar a la lente. Incluso, una lente fotocromática que se oscurezca y se aclare en función de la intensidad de luz a la que estamos expuestos. 

Cada una de ellas están disponibles en una amplia variedad de diseños, unas gafas para leer más modernas, más clásicas o incluso al aire, con el tratamiento que precises. Podrás elegir la que más te convenza en las ópticas de Natural Optics Group

¿Las gafas para leer PREMONTADAS son adecuadas?

Las gafas que se venden premontadas no son las óptimas para los usuarios que precisen de lentes para leer o cualquier otra actividad. ¿Por qué? Pues porque aplican los mismos parámetros, independientemente de las particularidades de cada cliente. Estas también se conocen como las gafas de farmacia.

Las graduaciones disponibles son estándares, sin tener en cuenta una posible diferencia entre ambos ojos o si, además de la corrección para presbicia, necesita corrección de astigmatismo. Tampoco está personalizado el montaje para hacer coincidir el centro óptico de la lente con el centro pupilar del usuario, un aspecto altamente importante para obtener un buen rendimiento visual. 

Cabe señalar, que normalmente no disponen de tratamientos que aumentan el confort como antirreflejante o  la protección como el filtro blue-block para la pantalla del móvil.

Es importante tener en cuenta que cuando estamos leyendo o mirando a distancias cortas, sometemos a nuestro sistema visual a un mayor estrés, así que lo más recomendable sería equiparnos con lentes oftálmicas de alta precisión. Visita a tu óptico de cabecera en las ópticas de Natural Optics Group donde te asesorará según tus necesidades particulares. 

gafas-de-lectura-pantallas

¿Para qué sirven las gafas de lectura?

Esta pregunta puede parecer absurda, pero muchas personas piensan que las gafas de lectura también son aplicables, por ejemplo, para leer en el ordenador. Nada más lejos de la realidad. Como ya hemos comentado, la graduación para la distancia de lectura se calcula sobre 40-50cm, en cambio la pantalla del ordenador está a 70cm o más. Normalmente, necesitaríamos una lente progresiva convencional o una lente progresiva ocupacional pensada para este uso concreto. A la hora de elegir será necesario valorar el tiempo de uso y la sintomatología asociada a cada usuario. 

¿Las gafas para leer sirven para la lectura en pantallas?

Sí, siempre y cuando tengamos en cuenta que las pantallas le provocarán reflejos en los cristales y es necesario reducirlos con tratamientos antirreflejantes que los eliminan, además de filtros para filtrar la radicación de luz azul que emanan las pantallas.

En resumen, no todas las lentes son iguales, ni tampoco las necesidades de cada usuario. Por este motivo, recomendamos dejarse aconsejar por nuestros expertos en óptica. Ellos te recomendarán la mejor solución teniendo en cuenta todos los aspectos importantes para tu mayor salud, imagen y confort.

No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido