EL TRÁFICO, EL RUIDO MÁS MOLESTO

El tráfico, el ruido más molesto | Comunidad Natural Optics

EL TRÁFICO, EL RUIDO MÁS MOLESTO

El pasado 27 de marzo celebramos el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, considerado uno de los mayores contaminantes de nuestro tiempo. El objetivo es sensibilizar a la población de los sonidos molestos e irritantes que provocamos por la actividad humana. Algunos de los ruidos son producidos por el tráfico, entre otros muchos que molestan a las personas. Independientemente de su origen, es perjudicial tanto para nuestra salud como para el resto de los ecosistemas que nos rodean. Y, para concienciarse se debe conocer cómo afecta la contaminación acústica al medio ambiente y a la naturaleza. Por suerte, cada vez la población es más consciente de las consecuencias de la contaminación acústica para el medio ambiente. 

Pero, ¿sabes cuáles otros son los ruidos que más molestan en España? Según un estudio de especialistas del cuidado de la audición, el ruido por el tráfico es de los más molestos. Aunque, también escuchar la música y la televisión con volumen elevado o las maquinarias de obras públicas. Incluso, los ruidos que más irritan a los españoles son los de los servicios de ambulancia y de la policía. Además, muy molestos desde luego los de los bares y discotecas. 

¿Qué consecuencias tiene el ruido para nuestra salud? 

El tráfico también induce malestar acústico 

¿Qué es el ruido? ¿Cuál es su definición, dónde y cómo se produce? Seguro que son preguntas que sin habértelas planteado conoces. Precisamente, el ruido forma parte de la contaminación ambiental y puede afectar a nuestra capacidad auditiva. Lógicamente, en caso de que estemos en contacto constante en ambientes con ruido. Concretamente, los niveles de contaminación acústica según la Organización Mundial de la Salud (OMS) tienen que ser tenidos en cuenta. Y, es que la contaminación acústica en las ciudades también es un factor para considerar. De hecho, según la OMS el 80% de la población en grandes ciudades está expuesta a niveles de ruido superiores. Sí, niveles muy superiores a lo recomendado, establecido en 65 decibelios. 

La verdad es que, las sociedades urbanas son las principales productoras de sonidos. Ello induce que por su caudal de intensidad y durabilidad se transforman en ruidos. Pero, ¿por qué el ruido contamina? Concretamente, la contaminación sonora ocasiona daños irreparables en la salud de los habitantes en grandes urbes. Pero, también lógicamente la contaminación acústica afecta a la calidad de vida. Sí, allí donde se desarrollan actividades humanas como transporte, obras de construcción, industrias, o tránsito vehículos por el tráfico. De hecho, son los agentes más ofensivos al oído y causantes del malestar acústico. 

Pérdida de audición inducida por el ruido 

La exposición al ruido puede afectar a la salud 

El propósito de este día internacional es promover el cuidado del ambiente acústico. Aunque, también la conservación de la audición, como arrojar luz sobre las molestias y daños que genera el ruido. Por ello, es importante saber que la exposición al ruido puede derivar en secuelas y trastornos de la salud. Entre ellos destaca el insomnio, estrés, depresión, ansiedad, irritabilidad, cansancio, agresividad y aislamiento social. 

Precisamente, a la larga, los ruidos pueden dañar las estructuras delicadas del oído interno. Y ello, puede inducir pérdida de audición por el ruido. A veces, puede manifestarse de una sola vez por un sonido intenso, como el de una explosión. O contrariamente, poco a poco por la exposición continua a sonidos fuertes, como los ruidos generados en una obra. Además, es importante conocer que la pérdida auditiva puede ser temporal o permanente pudiendo afectar uno o ambos oídos. 

Actividades que pueden ocasionar una pérdida de audición 

El tráfico y otras molestias de ruido: conócelas 

Existen además actividades que pueden desarrollar una pérdida auditiva inducida por el ruido. Concretamente, escuchar música con auriculares a un volumen alto, la cacería y tocar en una banda musical, por ejemplo. No obstante, cada vez tomamos mayor consciencia para reducir este preocupante problema. Incluso, existe mayor preocupación para reducir la emisión de ruido también en el trabajo.  

Se estima que, un 44% de los españoles reconoce que contribuye bajando el volumen de sus aparatos eléctricos del hogar. Sí, como los del equipo de música, la televisión o los videojuegos, entre otros. Además, un 24% modera el uso de la bocina del coche, necesaria para prevenir accidentes por el tráfico. E incluso, mantiene más control del nivel de volumen a la hora de hablar. No obstante, un 12% confiesa que no toma ninguna medida para prevenir el problema. Finalmente, el 85% de los encuestados considera que las medidas implementadas por las instituciones públicas para reducir el exceso de ruido son insuficientes para proteger la audición de los españoles. 

No obstante, las anteriores, no son las únicas actividades que por la contaminación acústica pueden inducir efectos sobre la salud. Por ejemplo, la contaminación acústica en la escuela también es otra de las que destacan. Precisamente, en las aulas de los colegios también se produce mucho ruido por los niños de la escuela. De hecho, los niños de primaria están muy expuestos a dicha contaminación acústica a nivel mundial. Además, la contaminación acústica infantil o doméstica se puede inducir también en casa. 

Consejos para evitar la pérdida de audición: incluso por el tráfico 

Contaminación acústica: prevención, y ¿cómo evitarla? 

La pérdida de audición inducida por el ruido puede prevenirse. Para concienciarse, es necesario conocer cómo podría afectar a los problemas de salud y cómo se controla. E incluso, ser conscientes de las medidas para reducir la contaminación acústica. Cualquier recomendación es importante porque no olvidemos que la contaminación acústica y la calidad de vida están directamente relacionadas. Por ello, a continuación, te sugerimos algunos consejos para proteger tu salud auditiva durante más tiempo.  

  • Utiliza tapones para los oídos u otros dispositivos de protección cuando realices alguna actividad que involucre ruidos fuertes. 
  • Si no puedes reducir el ruido, protégete o aléjate de él. 
  • Presta atención a ruidos peligrosos en el entorno. 
  • Protege los oídos de los niños. 
  • Realiza una prueba auditiva si piensas que podrías tener pérdida de audición. Desde Natural Audio te proponemos seguir los consejos para proteger tu audición. Y, recuerda acudir al especialista de forma periódica para realizar una revisión auditiva. 
No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir al contenido